Loading...

KALE: EL VEGETAL DE MODA – ESSENTIAL DIET

En los últimos tiempos, el kale se ha convertido en un vegetal imprescindible en la despensa de muchos europeos y norteamericanos. Se trata de un tipo de col rizada con propiedades interesantes, como su bajo valor calórico, ya que posee una elevada proporción de agua en su composición. Además es rico en calcio, hierro, magnesio, potasio y zinc. El importante contenido proteico y su aporte de vitaminas (C, E, A y K) lo convierten un vegetal interesante para aligerar y enriquecer la dieta al mismo tiempo.

Como sucede con otras verduras de hoja verde, es un alimento rico en antioxidantes, que nos ayudan a reducir el daño oxidativo de las células, retrasando el envejecimiento y ayudando a la prevención de enfermedades como el cáncer. Por tanto, supone también un alimento interesante para deportistas.

Resulta una buena alternativa entre los veganos, ya que el calcio que contiene se absorbe mejor que el de la leche, lo que supone que su disponibilidad sea muy elevada, siendo una buena alternativa cuando no se consumen lácteos u otros alimentos de origen animal ricos en calcio.

Otra propiedad del kale es que puede enriquecer muchos platos ligeros en la dieta de quienes buscan perder peso, ya que es un alimento muy aconsejable para saciar el organismo por su elevado contenido proteico y de fibra. También contribuye a reducir factores de riesgo cardiovascular, ya que ayuda a elevar el colesterol “bueno” y a reducir el “malo”.

A continuación indicamos algunas sugerencias de cómo incluir en la alimentación este interesante vegetal:

Batido de Kale y Manzana (para una persona):

  • 200ml de leche de quinoa
  • 1 manzana roja
  • 1 ramita de kale
  • 30 gramos de espinacas
  • 2 dátiles
  • ¼ de zumo de limón (opcional)

Preparación:                                 

  1. Agrega todos los ingredientes en el vaso de una batidora y bate generosamente. Sirve en un vaso grande y añade hielo (opcional).

 

Quiché de Kale (para tres comensales)

  • 200 gramos de patata
  • 75 gramos de kale
  • 50 gramos de champiñones
  • 25 gramos de ajos tiernos
  • 25 gramos de queso gouda
  • 50 ml de nata para cocinar
  • 1 huevo

Preparación:                                 

  1. Pesa y limpia los ingredientes. Calienta el horno a 180 º.
  2. Pela y corta las patatas en tiras.
  3. Esparce un chorro de aceite en la sartén y fríe las patatas, vuelta y vuelta.
  4. Colocar en el molde las patatas, dibujando círculos.
  5. Corta las hojas de kale junto con champiñones laminados y el ajo tierno, saltéalos, y reparte la mezcla sobre la base de patatas, junto con el queso gouda.
  6. Añade la nata y los huevos, hornea a 180º durante 15-20 min.

Comments(0)

Leave a Comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros que recogen sus hábitos de navegación. Estas cookies sirven para mejorar nuestros servicios y para ofrecerle una mejor navegación, así como para mostrarle publicidad personalizada. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies