Loading...

CREMAS FRÍAS PARA EL VERANO

 

La primavera es una de las épocas más adecuada para integrar en la alimentación cremas frías como el gazpacho, el salmorejo o el ajoblanco. De receta sencilla y económica, estas preparaciones potencian los colores vivos y sabores frescos en la mesa, además de aportar una importante cantidad de agua y vitaminas.

Cuando en el siglo XIX los campesinos andaluces incorporaron tomate en las migas que les sustentaban durante la jornada de labranza, no imaginaban que el gazpacho, esa sopa primitiva que estaban inventando, dejaría en la actualidad una facturación de 113 millones de euros al año, con producciones que rondan los 65 millones de litros. Tomate, pepino, pimiento y ajo son las principales hortalizas de esta sopa fría, que consigue su característico sabor con una mezcla de aceite, vinagre y sal.

Con menos ingredientes se puede elaborar una sabrosa crema de salmorejo, preparación más potente que el gazpacho por la obligada utilización del pan como ingrediente, lo que le otorga una textura más densa. La receta se completa con tomates, aceite de oliva, ajo y sal. El salmorejo, originario de Córdoba, suele aliñarse con huevo duro y jamón curado, a diferencia del gazpacho, que se decora con diversas hortalizas cortadas en tacos.

En términos nutricionales, el gazpacho resulta más ligero que su homólogo cordobés. El aporte de calorías por un vaso de 250 ml de gazpacho ronda las 130 Kcal., comparado con las 230 Kcal. de la misma cantidad de salmorejo. Sin salir de Andalucía pero dejando de una lado el tomate, la región malagueña de la Aixarquía considera autóctona la receta del ajoblanco. Almendras crudas, dientes de ajo, miga de pan, aceite de oliva, vinagre y sal son los ingredientes de esta sopa de aspecto blanquecino y sabor suave.

De la misma manera que la situación meridional y clima mediterráneo de la península ibérica ha propiciado la conservación de la carne con la técnica del curado, es la zona del sur de España la mayor consumidora de estas cremas frías por sus temperaturas más elevadas. La ventaja de de consumir preparaciones como el gazpacho es que aportan una cantidad moderada de Kcal., a la vez que hidratan. Igualmente, la digestión de estas cremas suele ser ligera.

Existen en el recetario internacional innumerables recetas de cremas frías aptas para la época estival, elaboradas con todo tipo de ingredientes y especias. Adaptarlas a los gustos personales es un ejercicio de creatividad que llenará la cocina de sabores nuevos y ayudará a obtener un mejor estado nutricional. Por lo pronto, os dejamos con los ingredientes necesarios para elaborar un sorprendente gazpacho de sandía:

400 gramos de sandía (sin piel ni pepitas), 2 tomates maduros, 1/4 de cebolla, 1 pepino pequeño, 1/4 de pimiento rojo, 50 gramos de pan duro, agua fría, aceite de oliva, sal, pimienta y vinagre.

Comments(0)

Leave a Comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros que recogen sus hábitos de navegación. Estas cookies sirven para mejorar nuestros servicios y para ofrecerle una mejor navegación, así como para mostrarle publicidad personalizada. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies