Loading...

EL CALOR Y LAS PIERNAS CANSADAS – ESSENTIAL DIET

 

Llega el verano y con él las molestias en las piernas debido a la mala circulación y el calor, que pueden llegar a provocar varices, en los casos más leves, u otras consecuencias más graves, como la trombosis. Esto puede deberse a distintos factores como causas genéticas, mala alimentación, sobrepeso  o altas temperaturas, entre otras.

¿Cómo podemos ayudar con nuestra dieta?

  • Aumentando el consumo de alimentos ricos en Vitamina D, puesto que numerosos estudios demuestran que la falta de esta vitamina ocasiona pesadez en las piernas y debilidad muscular generalizada. La vitamina D está presente en pescados grasos, leche y cereales.
  • Aumentando el consumo de vitamina E, que se encuentra, por ejemplo, en las espinacas.
  • Aumentando el consumo de niacina (vitamina B3), que relaja los vasos sanguíneos. Los pescados azules, el salvado de trigo, el arroz y el pollo son buena fuente de este nutriente.
  • Aumentando el consumo de vitamina C con alimentos como repollo, brócoli, grosella negra, fresas y naranjas.
  • Hay algunos alimentos que fluidifican la sangre, ayudando a que sea menos espesa y favoreciendo, por tanto, la circulación. Tales alimentos son: el arándano rojo, la grosella y papaya.
  • Existen otros alimentos que ayudan a la diuresis, es decir, disminuyen la retención de líquidos y ayudan a expulsarlo a través de la orina: sandia, tomate, pepino, alcachofa, espárragos, uva, berenjena y apio son un buen ejemplo. Para ello, también es importante disminuir el consumo de sal, para evitar la retención de líquidos.
  • Es muy importante mantener una alimentación equilibrada y evitar el sobrepeso, ya que cuanto más peso carguemos en nuestras piernas, la sensación de pesadez será mayor.

 Otros hábitos más generales que pueden ayudar son:

  • Evitar los ambientes muy calurosos,que pueden dilatar los vasos sanguíneos y entorpecer el retorno venoso.
  • No permanecer de pie, quieto o sentado, largos periodos de tiempo. Si trabajas sentado utiliza un reposapiés y cada hora y media levántate y camina unos pasos.
  • Para dormir, puedes elevar las piernas unos quince centímetros.
  • No usar ropa muy ceñida y ajustada a nuestras extremidades.
  • Aplicar ligeros masajes ascendentes en piernas y tobillos mediante geles fríos pueden ayudar a aliviar la sensación de pesadez en las piernas.

Como ya se ha comentado, la dieta es clave para ayudar al sistema linfático, por lo que una buena alimentación, prestando especial atención a los alimentos anteriormente mencionados, contribuirán  a que este verano tus piernas estén menos cansadas.

Comments(0)

Leave a Comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros que recogen sus hábitos de navegación. Estas cookies sirven para mejorar nuestros servicios y para ofrecerle una mejor navegación, así como para mostrarle publicidad personalizada. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies